NOTICIAS Y EVENTOS

10/04/2014 - Establecimiento de los parámetros para el análisis del ciclo de vida de los masterbatches biodegradables

La auditoría energética trata de definir las actuaciones a llevar a cabo para optimizar el consumo de energía del propio proceso de obtención del masterbatch, obteniendo de este modo un ahorro energético y reduciendo el impacto medioambiental asociado a las emisiones indirectas de gases de efecto invernadero. En el caso de los masterbatches MASTALMOND el objetivo es el análisis de la situación energética actual del proceso de fabricación de los colorantes plásticos convencionales y comparar estos datos con el proceso establecido para los nuevos masterbatches. Así, es necesario realizar un inventario del equipamiento principal necesario y su estado, un balance energético del equipo y de las instalaciones implicadas. Y todo ello para determinar las principales áreas de oportunidad en cuanto a la optimización en el uso de la energía y podervalorar económicamente (relación coste-beneficio) los potenciales ahorros y los parámetros técnicos que le podrían afectar para cada una de las áreas de oportunidad identificadas. Con esta información, se determina la mejora en la eficiencia energética experimentada del propio proceso de fabricación de los masterbatches, con respecto al de punto de partida actual.

El análisis del ciclo de vida (ACV), en cambio, se lleva a cabo con el objetivo de conocer el perfil ambiental del nuevo masterbatch biodegradable. Esta información permite evaluar el comportamiento ambiental del masterbatch en cada una de las etapas de su ciclo de vida identificando los diferentes impactos que se generan. Según los resultados que se obtengan de este análisis, se determinará la viabilidad medioambiental del material.

Para llevar a cabo el ACV, es necesario definir el sistema mediante la realización de un diagrama de flujo identificando las diferentes etapas de ciclo de vida definiendo las entradas y salidas del sistema. Además deben establecerse otros parámetros de inicio como son los objetivos específicos de estudio, la unidad funcional, los límites del sistema y el criterio de exclusión y asignación de cargas, si procede. Estos parámetros han sido establecidos para el proyecto MASTALMOND.

A continuación disponer del inventario del ciclo de vida es clave, desde este punto de vista, la compilación de datos para el inventario debe ser llevada a cabo, tratando de obtener el máximo datos empíricos, datos obtenidos a través de bibliografía especializada y, para aquellos datos de los que no se disponga información, serán extraídos de las bases de datos de un software comercial de ACV denominado GaBi. Una vez se disponga de toda la información necesaria, se modelará en el programa que procesará los datos y realizará el cálculo correspondiente para su posterior interpretación.

Existe una familia de estándares donde se definen las directrices para llevar a cabo una ACV con detalle para cada etapa.

volver
 

Contacto | Mapa web